Mitos y realidades acerca de la donación de sangre.

El acto de donación no provoca aumento de peso, sin embargo, la persona cree que para reponer la sangre extraída, debe aumentar la ingesta de alimentos, lo cual no es necesario. La persona debe seguir consumiendo sus alimentos en cantidad y calidad de la misma forma en que lo hacía antes. Lo que sí se ecomienda es tomar abundante agua después de la donación.

Normalmente nuestro cuerpo compensa la cantidad de sangre que se ha extraído. Si la persona goza de buena salud y cumple con los requisitos de donación no presentará ningún tipo de alteración. La cantidad de sangre que se extrae representa menos del 10% del total en el cuerpo y se empieza a recuperar desde el momento de la donación.

Para cada donación se usa material nuevo, estéril y descartable, el personal del Banco de Sangre aplica medidas de bioseguridad para que no exista riesgo de contaminación. Todos los bancos de sangre cumplen estas medidas para que los donantes se sientan seguros.

La hemoglobina y hematocritos son analizados previamente; los niveles de la persona en el momento de la donación deben ser normales, en caso contrario, no se permite donar para no correr riesgo de padecer anemia. Cabe recalcar que en nuestro cuerpo, el órgano encargado de producir las células de nuestra sangre es la Médula Ósea y esta se repone en forma total, aproximadamente en 52 días.

 

No hay ninguna relación entre la donación de sangre y fallas en el sistema reproductor, la persona podrá seguir su vida sexual normal. Se recomienda no hacer ejercicios extenuantes ni fumar en las siguientes cinco horas después de donar.

 

Es normal sentir dolor al momento del pinchazo y dependerá de la tolerancia de cada individuo, pero durante la donación no hay dolor. Es mucho más doloroso indicarle a una familia que NO HAY SANGRE cuando su paciente la necesita.

Siempre y cuando haya transcurrido un año desde que se realizó el último tatuaje y la persona cumpla con todos los requisitos para donación, SÍ se puede donar. Lo mismo aplica para las personas que tienen perforaciones.

 

Las personas que padecen esas enfermedades sí pueden donar, siempre y cuando estén controladas y cumpliendo con su medicación. Solo una persona diabética que sea dependiente de la insulina, no puede hacerlo.

Los hombres pueden donar 4 veces por año. Las mujeres pueden hacerlo 3 veces al año ya que pierden gran cantidad de glóbulos rojos en períodos de menstruación. Una persona es apta para donar si tiene entre 18 y 65 años, pesa más de 110 libras ó 50 kilos, no ha estado expuesto o es portador de alguna enfermedad de transmisión sexual.

No es necesario estar en ayuno absoluto para poder donar sangre. Aunque se recomienda un ayuno de 4 a 6 horas durante este tiempo es posible e incluso recomendable tomar jugos y líquidos en abundancia, no consumir alimentos grasosos 24 horas antes de la donación.​​​​ Hay que recordar que cada vez que se dona sangre, se ayuda a una o más personas a sobrevivir a una cirugía, accidente o enfermedad oncológica.

Victoriano Salado Álvarez No. 7
Guadalajara, Jal. 44600 Larón de Guevara

Horario Oficina:

Lun – Vie: 9:00 am – 7:00 pm

Noticias & Eventos

Manténgase informado de nuestras actividades.